¿Sufres vértigo y conduces? 6 consejos para afrontarlo

//¿Sufres vértigo y conduces? 6 consejos para afrontarlo

¿Sufres vértigo y conduces? 6 consejos para afrontarlo

Hoy toca volver a explorarnos el oído interno para abordar la problemática que asocia vértigo y conducción. El vértigo es una sensación de movimiento o giros que pueden derivar incluso en mareos, sudoración y vómitos. Por esto, puede asustar a la persona que lo sufre hasta el punto de plantearse si vértigo y conducción son compatibles.

Se distingue entre dos tipos de vértigo: el vértigo central y el vértigo periférico. El vértigo central se debe a un problema en el cerebro, en especial en el tronco encefálico o en el cerebelo. El vértigo periférico se debe a un problema en el sistema vestibular, en la parte del oído interno que controla el equilibrio, y es a este vértigo al que nos vamos a referir en esta ocasión.

En cualquier caso, conviene acudir a la consulta para una valoración adecuada del vértigo que sentimos, pensando siempre que el vértigo es un síntoma, y no una enfermedad en sí, y que por tanto merece la pena una visita para determinar su causa y su tratamiento. Será siempre el médico o profesional sanitario especializado que determine si en nuestro caso vértigo y conducción son una combinación de riesgo o si por el contrario se pueden compatibilizar de alguna manera. Este diagnóstico se corroborará, entre otras cosas, después de realizar exploraciones otológica y neurológica. Aquí quiero recordar la importancia pedir cita al otorrinolaringólogo (otoneurólogo) para realizar un buen diagnóstico.

 

Consejos sobre vértigo y conducción 

  • Si se presenta una crisis de vértigo o comienzo de una crisis de inestabilidad como síntoma de una enfermedad, no conducir hasta que el tratamiento haga desaparecer el vértigo.
  • Los conductores profesionales que padecen vértigo recurrente deben esperar a conducir hasta seis meses sin ningún tipo de crisis antes de volver al volante.
  • El vértigo incapacita temporalmente para trabajar como conductor, tanto por él mismo como por los efectos secundarios de su tratamiento.
  • Si se toman medicamentos contra el vértigo, conviene conocer que estos fármacos (antivertiginosos) pueden afectar la capacidad de conducción.
  • Ante cualquier duda se debe consultar con el médico (otoneurólogo), indicándole que somos conductores habituales.
  • Quienes se encuentren en situación de baja laboral y su profesión sea la de conductor o requiera conducir, deben conocer si incurrirían en algún problema legal por conducir estando de baja.

 

Si lo padeces no dudes en visitarnos. Para cualquier duda escríbenos a info@homefisio.cat o bien llama al (+34) 692 204 702.

2017-05-12T16:16:41+00:00