Rehabilitación de la Parálisis facial

//Rehabilitación de la Parálisis facial

Rehabilitación de la Parálisis facial

La fisioterapeuta Sabina Altés, especialista en el tratamiento de la parálisis facial, le ofrecerá en el Centre Mèdic Rambla Nova la atención y el tratamiento adaptado a sus necesidades.

 

¿Qué es la parálisis facial?

La parálisis facial es la lesión del nervio facial (VII par craneal) que ocasiona una alteración del movimiento en los músculos del rostro, en la secreción de saliva, lágrimas, y en el sentido del gusto. La parálisis de los músculos faciales causa asimetría, ocasionando problemas psicológicos y emocionales.

Es una patología relativamente frecuente cuya incidencia varia entre 20-30 casos por 100 mil personas al año y afecta por igual hombre y mujeres, en cualesquiera de los dos lados de la cara.

 

Causas

Cuando la parálisis facial no tiene una causa aparente se le conoce como parálisis facial primaria o idiopática (Parálisis de Bell), mientras que al tener una causa detectable, se le conoce como parálisis secundaria. 

La parálisis de Bell representa la forma más frecuente de parálisis facial periférica, supone entre un 50-75% de los casos. Se presenta con un inicio brusco y unilateral. La etiología es desconocida, aunque la teoría más aceptada es que se debe a una inflamación del nervio causada por el virus herpes simple (varicela – VHS).

Dentro de las principales causas de parálisis facial secundaria se encuentran: infecciones del oído (varicela – Herpes zóster), intervención quirúrgica, determinados cuadros neurológicos, traumatismos y tumores (base del cráneo, parótida o oído).

 

Síntomas

Los síntomas de la paralisis facial dependen del lugar de lesión del nervio facial. Se observa:

parálisis facial

La parálisis facial idiopática o Parálisis de Bell es un trastorno que provoca debilidad en los músculos de un lado de la cara, dando lugar a una cara asimétrica.

1. Pérdida de movimiento del lado afecto de la cara, aunque puede ser unilateral o bilateral.

2. Los pliegues y arrugas del lado de la cara afecto están ausentes o indefinidos.

3. El párpado superior, inferior, mejillas y comisura de la boca se ven caídas.

4. Se presenta un incremento en la sensibilidad a los cambios de temperatura y puede presentarse una alteración de la secreción de saliva y lágrimas.

5. Problemas visuales a consecuencia del trastorno de movilidad o cierre del párpado, tales como visión borrosa o incompleta. También existe una exposición de la cornea a causa de la dificultad para cerrar los ojos; así como, pérdida del reflejo de parpadeo.

6. El fenómeno de Bell que se manifiesta por el movimiento del globo ocular hacia arriba y afuera cuando el paciente intenta cerrar el párpado.

7. La asimetría ocasionada por la parálisis se evidencia más cuando el paciente realiza determinados movimientos como: elevar las cejas, arrugar la nariz, al sonreír, hablar, etc.

8. Hiperacusia, la cual se define como hipersensibilidad a los sonidos cotidianos,   percibidos como insoportables, fuertes o dolorosos.

 

Diagnóstico y tratamiento

La orientación diagnóstica incluye una cuidadosa evaluación clínica y exploración física. Partiendo de estas evaluaciones se realizan una serie de estudios que tienen como objetivo identificar la causa de la parálisis, los cuales son: análisis de sangre del fluido, rayos X, estudios de neuroimagen de conducción del nervio, electromiografía y electroneurografía).

El pronóstico de recuperación aumenta en función del tratamiento oportuno. El tratamiento básico consiste en:

  • Tratamiento farmacológico: Dependiendo de la etiología causante de la parálisis facial el médico valorará que tipo de fármacos son los más adecuados para el paciente.
  • Cuidados oculares: realizar una lubricación ocular intensa mediante lágrimas artificiales y la oclusión ocular nocturna (parche).
  • Tratamiento rehabilitador: la fisioterapia es imprescindible en el tratamiento de la parálisis facial. También tras cirugías rehabilitadoras y parálisis facial espástica.
  • Tratamiento quirúrgico: si no hay recuperación de la movilidad facial o bien no se espera que exista una regeneración nerviosa puede ser necesaria la cirugía rehabilitadora (cirugía de reanimación facial) .

 

¿En qué consiste la rehabilitación de la parálisis facial?

La fisioterapia se ha practicado extensamente para la rehabilitación de pacientes con parálisis facial periférica. El tratamiento se basa en:

  • Terapias de masaje terapéutico, ejercicios faciales y estímulos táctiles con el fin de activar los músculos afectados para aumentar la circulación sanguínea, el tono muscular, evitar flacidez de la cara y promover la simetría facial. La rehabilitación muscular busca, entre otras cosas, el aumento de las señales.
  • La reeducación neuromuscular y terapia mímica se utiliza para recuperar el movimiento facial simétrico y para reducir o eliminar los problemas asociados a la parálisis en cuanto al déficit de movimiento. Consiste en sesiones dirigidas de ejercicios para entrenar movimientos correctos de la cara. Éstos se encuentran directamente relacionados con movimientos de expresiones emocionales faciales cotidianos como arrugar frente, abrir y cerrar los ojos, sonreír, fruncir nariz, levantar el labio superior y apretar los labios, entre otros.
  • El biofeedback empleado con la electromiografía para rehabilitar la actividad muscular facial. A los pacientes se les proporciona información acerca de su ejecución y se corrigen movimientos inadecuados para el ejercicio.

Consideramos que el éxito obtenido en esta terapia se debe al énfasis a que el paciente entienda qué le sucede y afrontar su trastorno, como a su trabajo en las sesiones de reeducación neuromusuclar y entrenamiento con Biofeedback electromiográfico (BFB/EMG) con el objetivo principal de inhibir movimientos no deseados. También hacer consciente al paciente de que su recuperación está en función de la constancia con que realiza los ejercicios en casa.

 

¿Qué complicaciones existen?

En algunas ocasiones, la recuperación de la parálisis facial es incompleta porque el nervio está dañado y no es capaz de funcionar con normalidad. Puede aparecer complicaciones como sincinesias (al realizar un movimiento voluntario, aparece otro no deseado) o el espasmo (algunos músculos están contraídos de forma permanente).

Ambas complicaciones pueden mejorar con el tratamiento rehabilitador adecuado: ejercicios de reeducación neuromuscular facial o, en otras ocasiones, infiltraciones con toxina botulínica.

 

CONTACTE CON NOSOTROS


© Centre Mèdic Rambla Nova
Rambla Nova, 103 (Edifici Atlàntic)
43001 Tarragona
Tel. 977 25 00 00 (Al llamar pedir cita con la fisioterapeuta Sabina Altés)
Otro Tel.  692 20 47 02 
Mail: info@homefisio.cat
www.cmrn.cat 

2022-11-17T19:16:53+01:00